Convención de Ramsar

Entre las cálidas raíces de los manglares de Laguna de Términos, la vida brota y fluye hacia el mar. Se trata de un importantísimo eslabón en la extensa cadena alimenticia que permite, por ejemplo, la abundancia de peces en el Golfo de México. El 2 de febrero de 2004, esta Área ingresó a la lista de sitios Ramsar. Es un distintitivo que se otorga a humedales que sean únicos en el mundo y que, además, resulten vitales para la conservación de la diversidad ecológica. Laguna de Términos reúne ambas características.

La Lista de Humedales de Importancia Internacional se instituyó en la ciudad iraní de Ramsar, en 1971. De esta manera, los sitios designados pueden beneficiarse de un marco de cooperación internacional para el manejo responsable de los humedales y sus recursos. En la actualidad existen más de 1,300 humedales registrados como sitio Ramsar, 51 de ellos en México.

En esta zona existen cuatro tipos de manglares: rojo, negro, blanco y botoncillo. Sus bosques proliferan a lo largo de todas sus costas y las desembocaduras de los ríos Palizada y Candelaria. Sus raíces protegen a numerosas especies. “Es un sitio propicio para que se dé la alta productividad de la pesquería del Golfo”, comentó Humberto Reyes, “Por ejemplo, los robalos se reproducen costa afuera. Sus alevines entran a la laguna y siguen hasta la ribera de los ríos y ahí empiezan su crecimiento”.

Laguna de Términos es el sistema estuarino de mayor volumen y extensión en México (207,000 km?), tiene dos bocas de conexión con el mar (Zacatal o Boca del Carmen a Puerto Real). Un sistema estuarino o estero es un lugar donde se encuentran las aguas: “ni es completamente (salino) como el Golfo ni es completamente dulce como el río (...) esta mezcla es lo que permite la diversidad de especies de peces y la productividad cíclica, porque empieza el arrastre de nutrimentos, los nutrimentos que entran también en el Golfo”.

En este entorno, algunas especies intentan sobrevivir. Es el caso de la cigueña jabirú, “la más grande de Norteamérica y está altamente en peligro de extinción”. En Laguna de Términos, esta ave anida como otras tantas que corren el mismo peligro. Es el caso del halcón peregrino. Suerte comparten reptiles como el cocodrilo moreleti, el ocelote, la tortuga carey, el manatí y el pelícano blanco.

La vegetación también pasa por el mismo trance: el peligro de extinción. Incluso el manglar. Aquel árbol cuyas raíces se levantan sobre las aguas y del cual depende la vida y el alimento de un sinnúmero de especies animales y vegetales.

Fuente:

http://lagunadeterminos.conanp.gob.mx/cuerpo%20ramsar.htm

http://www.ramsar.org/cda/en/ramsar-home/main/ramsar/1%5E7715_4000_2__